• Menu
  • Menu
La ley de drones en España 2020

La ley de drones en España 2020

Pilotar un drone es una de las experiencias que muchas personas, tanto grandes como pequeños, quieren disfrutar, pudiendo en muchos casos tomar fotografías y grabar vídeos desde el aire.  Sin embargo, lo que muchos no saben es que no es posible volar libremente.

De acuerdo al Real Decreto 1036/2017,  se modifican las leyes anteriores con respecto al vuelo de los drones, teniendo en cuenta que existen claras diferencias entre el uso recreativo y el profesional de este tipo de dispositivos.

Normativa del uso recreativo de drones

Aquellas personas que quieran hacer uso de un dron con el objetivo de tomar imágenes para uso personal o para compartir en las redes sociales, deben tener en cuenta la normativa vigente:

  • Se debe volar a una distancia mínima de 8 kilómetros con respecto a cualquier aeródromo o aeropuerto. Además tampoco es posible hacerlo volar en cualquier espacio aéreo que se encuentre controlado.
  • La distancia de vuelo siempre será aquella que entre dentro del alcance visual del piloto, sin poder desplazarse más allá.
  • No se pueden superar los 120 metros de altura sobre el suelo, ni tampoco que se encuentre sobre un obstáculo más alto situado en un radio de unos 150 metros.
  • Se debe volar de día y en condiciones meteorológicas favorables.
  • Si el dron pesa menos de 2 kilogramos están permitidos los vuelos nocturnos siempre que no se supere una altura de 50 metros.
  • No es necesario contar con un seguro de responsabilidad civil. Sin embargo, en el propio Real Decreto se habla de la recomendación de poseerlo para protegerse frente a posibles daños a terceros.
  • En todo dron, independientemente de su tamaño, debes llevar una pegatina o placa en la que aparezca la siguiente información: marca y modelo, número de serie, nombre y datos de contacto del usuario.

En el caso de los vuelos a nivel profesional en zonas urbanas y rurales, hay que tener en cuenta otras recomendaciones, teniendo en cuenta que existen diferentes limitaciones como:

  • El peso del dron está limitado a un peso máximo de 10 kilogramos.
  • El vuelo debe realizarse dentro del alcance visual del piloto.
  • Debe haber un margen de seguridad con respecto al resto de personas de 50 metros, así como con respecto a los edificios.
  • El dron debe contar con un sistema de amortiguación de caídas, como paracaídas, airbag…
  • Deben contar con una autorización aprobada por AESA. Se debe contar con la autorización del órgano competente. No tenerla puede suponer una multa y restricción de licencia.

Multas por volar drones de forma inapropiada

La multa por utilizar drones que incumplan la normativa pero que no realicen actividades profesionales, puede variar en función de la tipología de la infracción.

Si ponen en riesgo la navegación aérea, las sanciones van desde 60 a 45.000 euros en el caso de faltas leves; de 45.001 a 90.000 euros en el caso de las faltas graves; y de 90.000 a 225.000 euros en los casos de infracciones muy graves.

El control del espacio aéreo es muy estricto debido a las graves consecuencias que puede tener una invasión a las áreas destinadas a la navegación aérea. 

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *