• Menu
  • Menu
Requisitos legales para el teletrabajo

Requisitos legales para el teletrabajo

El teletrabajo es un concepto que cada vez está ganando más importancia en el mundo laboral, sobre todo a raíz de lo ocurrido con la crisis sanitaria por coronavirus.

Estas situaciones extraordinarias han llevado a muchos trabajadores a trabajar desde casa. Además, este hecho ha mostrado a muchas empresas una manera alternativa para que sus trabajadores puedan desarrollar sus labores a distancia y con la ventaja de facilitar el conciliamiento laboral y familiar. 

Con respecto a esta modalidad de trabajo, hay que tener en cuenta que en España no existe una ley sobre el teletrabajo.  No obstante, sí que existe una normativa que se debe seguir de cara a la implementación de un nómada digital, debiendo cumplir con unas normas relativas a la privacidad y protección de datos.

Normativa sobre el teletrabajo en España

Como hemos mencionado, no existe actualmente ninguna ley o normativa que regule el trabajo desde casa en España. A pesar de ello, sí que hay una serie de indicaciones que figuran en el Estatuto de los Trabajadores.

En él se indica la consideración de trabajo a distancia para aquellas personas que lleven a cabo una actividad laboral en su propio hogar u otro lugar libremente elegido por él. Asimismo, se indica la necesidad de formalizar por escrito la posibilidad de optar por esta modalidad laboral.

Regulación futura de la ley del teletrabajo

Convertirse en nómada digital será una figura regulada en el futuro, ya que el Gobierno de España ha redactado un anteproyecto que será la futura ley reguladora. Esta recibirá el nombre de Ley del Trabajo a Distancia.

En ella hay diferentes aspectos que serán regulados:

  • Voluntariedad. El trabajar desde casa tendrá que ser voluntario para el empleado y requerirá de un acuerdo por escrito entre empleador y empleado.
  • Horario. No habrá una libertad absoluta y tendrán que fijarse unos tipos para desempeñar el teletrabajo.
  • Gastos. Ser nómada digital no puede suponer costes directos o indirectos para el trabajador. El empleador tendrá que correr con los gastos derivados del desarrollo de la actividad laboral.
  • Fuerza mayor: Cuando se den circunstancias de fuerza mayor, las empresas tendrán que recurrir al trabajo a distancia siempre que sea posible a nivel técnico y que sea razonable su uso. Esta medida debería aplicarse ante de los ERTE.
  • Desconexión digital: Se sigue promoviendo el derecho a la desconexión digital ya existente, debiendo permitir que el trabajador pueda tener su adecuado descanso.
  • Igualdad: No podrá haber diferencias entre trabajadores presenciales y a distancia. No podrán sufrir ningún tipo de perjuicio por trabajar desde el hogar.

Requisitos para optar al teletrabajo

No todos los puestos de trabajo se pueden desempeñar desde el hogar, por lo que es la propia empresa la que determine las características o requisitos mínimos para poder desempeñarlo. Para ello deberá tener tanto en cuenta tanto el puesto de trabajo como el propio trabajador.

De forma general podrán acceder al teletrabajo quienes ocupen puestos de trabajos en los que el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) sea importante, además de aquellos en los que la actividad sea bastante o totalmente autónoma y la atención a terceros de forma presencial no sea una de sus funciones principales.

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *