• Menu
  • Menu
La ley LSSI-CE

La ley LSSI-CE

No ratings yet.

La Ley LSSI-CE es la ley que se encarga de la regulación de la prestación de serviciosventa de productos a través de internet. Esta normativa, llamada oficialmente Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico, se encarga de determinar los requisitos necesarios para las comunicaciones de tipo comercial por vía electrónica.

Además, se encarga de definir las obligaciones de aquellos que actúan como intermediarios a la hora de prestar algún tipo de servicio audiovisual, regula la manera en la que se deben celebrar los contractos electrónicos y también establece el régimen sancionador en el caso de que se incumplan las normas fijadas.

Los objetivos de la LSSI-CE

Entre las principales finalidades de la LSSI-CE es la de tratar de adaptar las normas españolas a las europeas. De esta manera se busca que el marco legislativo esté actualizado y adaptado al mundo actual. Sus principales finalidades son:

  • Desarrollar y definir un marco normativo transparente y claro a la hora de que se produzcan relaciones entre los consumidores y los encargados de prestar un servicio.
  • Facilita la creación de empresas digitales, así como de empleo en el mundo digital.
  • Fomentar la libre competencia digital. De esta manera se logra desarrollar las telecomunicaciones en la red.
  • Impulsar que se puedan crear nuevas infraestructuras que hagan que las comunicaciones en la red puedan ser más rápidas y seguras.

Obligaciones fijadas por la LSSI-CE

El cumplimiento de la Ley LSSI-CE es obligatoria para todas aquellas empresas o usuarios que se encarguen de desarrollar algún tipo de actividad económica en internet o bien en medios de la sociedad de la información.

De esta manera, todas aquellas tiendas de comercio electrónico o páginas web que se encarguen de prestar un servicio, vendan productos u obtengan ingresos a través de publicidad, programas de afiliados, patrocinios, etcétera, deben cumplir con esta normativa.

Entre las obligaciones de la ley se encuentra el tener que informar y obtener el consentimiento explícito por parte del consumidor.

Obligación de informar

Antes de formalizar un contrato entre el usuario y el vendedor es necesario presentar una serie de información genérica sobre el propio contrato, así como los datos de identificación del prestador del servicio.

De igual manera se deben incluir en la página web o medio digital utilizado las condiciones del servicio. Estas son el aviso legal, la política de privacidad y la política de cookies.

Entre sus obligaciones también se encuentra el dar información sobre el producto o servicio ofertado, sus características y sus condiciones de contratación (trámites, métodos de pago, vías de reclamación, política de devoluciones, lugar de ejecución del contrato). 

Los prestadores de servicio también deben informar de las comunicaciones comerciales por medios electrónicos o servicios de mensajería. Lo mismo debe realizarse en el caso de que haya ofertas, descuentos y sorteos.

Consentimiento expreso

Es imprescindible recibir el consentimiento expreso del usuario para poder almacenar las cookies y poder ponerse en contacto para el envío de ofertas comerciales.

De esta manera el usuario tendrá que verificar que está de acuerdo pulsando sobre un botón, a través de una casilla de verificación, introduciendo su correo electrónico en un formulario, etcétera. En todo caso, siempre debe dar el consentimiento por él mismo.

Puntúa este artículo

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *