• Menu
  • Menu
Geolocalización de móviles. ¿Amenaza para la privacidad?

Geolocalización de móviles. ¿Amenaza para la privacidad?

Con motivo de la pandemia por coronavirus, el Gobierno de España publicó la Orden SND/297/2020, de 27 de marzo, mediante la cual encomendó a la  a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que se encargase de desarrollar diferentes actuaciones enfocadas a la gestión de la crisis sanitaria. 

Para ello se ha recurrido a la tecnología para el desarrollo de una aplicación que permite la geolocalización del usuario. De esta manera, aunque se asegura que solo se tiene en cuenta de cara a efectos de poder verificar que esa persona se encuentra en la Comunidad Autónoma en la que dice estar, siembre muchas dudas con respecto a la protección de datos personas y la privacidad.

DataCovid, el estudio para ayudar a combatir el coronavirus

El pasado 1 de abril, el Gobierno informó que iba a rastrear 40 millones de dispositivos móviles de todo el país, mediante un estudio llamado DataCovid para conocer los movimientos de los ciudadanos entre territorios. Para ello ha contado con la colaboración de los diferentes operadores de telefonía.

¿Es una amenaza para la privacidad?

De acuerdo a la guía facilitada por la Agencia Española de Protección de Datos para aclarar dudas sobre el uso de la tecnología en la lucha frente al coronavirus, la geolocalización no es una amenaza para la privacidad.

Para fundamentar su decisión asegura que llevando a cabo una gestión cuidadosa de esta información sensible no debe suponer una amenaza mayor a la que ya lo era con anterioridad. De esta manera, siguen existiendo riesgos asociados pero estos siempre están presentes en los smartphones, como es el caso de un ciberataque que pueda facilitar datos a terceros.

La geolocalización como dato personal

La geolocalización se puede considerar un dato personal. Esta es una información sensible que afecta de forma íntima a la privacidad de cada ciudadano, ya que saber dónde se encuentra pueda dar mucha información sobre la conducta de cada individuo.

Asimismo, hay que tener en cuenta que aunque se pueda estar en un Estado de Alarma, este no tiene incidencia sobre la protección de datos personales, que sigue siendo un derecho fundamental.

No obstante, desde la AEPD se asegura que estos datos solo se pueden utilizar para actividades relacionadas con el control de la epidemia.

ONGs en defensa de la privacidad de los ciudadanos

Diferentes ONGs se han pronunciando en contra de estas tecnologías de vigilancia como la geolocalización, reclamando que se haga un uso legal, necesario y proporcionado de estos sistemas, evitando que puedan llegar a darse situación de vigilancia masiva.

Su preocupación radica en la posibilidad de los Estados de acceder a información sensible de los ciudadanos, unos datos que amenazan la privacidad, la libertad de expresión y la libertad de reunión, de manera que podrían suponer una violación de los derechos humanos.

Asimismo, se considera que este tipo de tecnologías también hace que exista el riesgo de que haya un riesgo de discriminación, ya que utiliza tecnología de vigilancia que puede provocar daños importante en las comunidades que ya están marginalizadas. Por todo ello se ha solicitado que solo se haga uso de esos datos, y de forma cuidadosa, mientras dure la pandemia y que no se utilice para otros fines.

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *